Todocopia visitó Expográfika 18

Te contamos qué vimos (y qué no…)

Expo (editado)

Este último sábado, 9 de junio, tuvimos la oportunidad de asistir a la muestra más grande de la industria gráfica en Argentina. Como es nuestra costumbre, recorrimos todos los pabellones y visitamos la mayoría de los stands en busca de nuevas ideas para los productos y servicios que ya comercializamos y los que todavía no.

Sublimación

No es casualidad que sea lo primero de la lista: como viene siendo la tendencia en estos último años, las tecnologías de sublimación acapararon gran parte de los stands de la Expo. Prendas, gorras, tazas, telas de gran formato y hasta sustratos menos vistos, como madera, piedra y metal, cobraron brillo y personalidad de la mano de esta técnica.

Encontramos productos de excelente calidad e increíble variedad donde aplicar nuestros diseños, de la mano de Universo Sublimación, Polymer Mug y la gente de Iparraguirre Hnos., quienes hicieron la delicia de sus visitantes con demos en vivo y un excelente asesoramiento, tanto para los que recién comienzan como para aquellos que ya venimos incursionando y buscamos mejorar. Nos asombramos con las estampadoras térmicas industriales para sustratos rígidos y las prensas rotativas capaces de personalizar materia prima textil directamente al rollo, y ni hablar de la calidad y la definición que se puede lograr en los nuevos equipos de impresión con tintas de sublimación de formato ancho,

Equipamiento gráfico

No pasó desapercibida la gran presencia de los equipos de impresión de alto volumen de Ricoh, con las impactantes unidades de 110 páginas color por minuto capaces de manejar papeles de alto gramaje y dimensiones de hasta 30cm x 70cm, así como las provistas de tóner fluo o transparente, que llevan el estándar de la impresión digital a un nuevo nivel, reservado hasta ahora para la impresión offset. También vimos otras marcas, como Konica, Xerox y Canon presentando sus equipos en toda la gama.

Imagen-Pro-C9100

Disfrutamos también de los equipos accesorios a la impresión, como las plegadoras, laminadoras, cizallas y guillotinas en todas sus variedades (manuales, automáticas e industriales) para cada tipo de trabajo, desde producciones pequeñas a grandes tiradas.

Y para los más inquietos (incluyéndonos, obviamente), hubo varios expositores mostrado equipos de grabado y corte láser sobre una gran variedad de materiales, que permiten entregar producciones de bajo volumen sin grandes preparaciones como puede ocurrir con equipos más industriales. Nuevamente, la gente de Iparraguirre Hnos. marcó la diferencia con equipos robustos, técnicos especializados y vendedores muy capacitados.

No faltó oportunidad de maravillarnos con lo accesible que se ha puesto la impresión 3D, con equipos muy pequeños y versátiles capaces de manejar resoluciones aceptables a bajo costo, de manera de poder incursionar en un mercado cada vez más tangible.

Y no puedo dejar de mencionar los equipos Roland de impresión en cama plana que presentó la gente de Gráfica Digital, capaces de imprimir con texturas en relieve sobre cartón, madera, plásticos, vidrio, etc., ¡y hasta 3mm sobre el lateral de la pieza! Todo esto permite una calidad pocas veces vista en la personalización de merchandising de baja escala.

Impresión de gran formato

La impresión látex y eco-solvente tuvo grandes representantes de la mano de Roland y Epson, quienes de la mano de sus distribuidores exhibieron equipos muy rentables de calidad increíble en todo tipo de soportes (lona, vinilo, canvas, papel decorativo, etc.)

Encontramos también otras marcas menos difundidas pero de excelente calidad con equipos de alta velocidad y hasta 3 metros de ancho efectivo, preparados para responder en pocos minutos un alto nivel de exigencia, tanto de tiempo como de calidad.

Packaging

Como siempre, es imposible no detenerse a admirar los flamantes equipos de packaging digital: impresoras de cama plana para cartón (tanto prensado como corrugado, monocromáticas y full-color), impresoras de etiquetas en rollo para cajas y envases de vidrio, y muchos otros equipos que no se ven todos los días, y menos en funcionamiento.

Lo que no vimos

Habiendo contado lo bueno, resta mencionar lo malo de esta edición.

Por un lado, es llamativo lo pequeña que resultó esta muestra respecto de la del año pasado. Basta con mirar el esquema de expositores para notar la diferencia; no solamente fue menor el espacio dedicado a la muestra, y que a pesar de eso no influyó en la circulación de los visitantes, sino que vimos muchos stands desocupados. Posiblemente se deba a la situación por la que está atravesando el país, la cual hace pensar dos veces cualquier tipo de inversión, o bien a la poca respuesta del público a la hora de cerrar una venta, dado que muchos eran los que consultaban y pocos los que concretaban.

Por otro lado, faltaron muchos expositores con propuestas nuevas; al menos cuatro de los distribuidores más grandes de Ricoh, incluyendo su stand oficial, competían (por decirlo de alguna manera) con el mismo producto, intentando atraer a un público que luego de observar por segunda vez la misma máquina, salía a buscar algo más variado. Faltó también Epson con su línea de impresoras corporativas de la serie WorkForce, que a mi entender tenían algo nuevo que ofrecer, quedando la representación de la marca solamente en manos de los distribuidores de impresoras de gran formato. Una lástima.

Podemos decir que la muestra se podía recorrer tranquilamente en dos horas, incluso consultando a algunos expositores acerca de su producto, lo que dista mucho de las ediciones anteriores donde era necesario hacer una pausa con un refrigerio para recobrar fuerzas y seguir recorriendo stands.

Conclusión

Si bien nos dejó con una sensación de escasez, siempre podemos disfrutar de una expo en la que se dan cita los mayores exponentes del sector. Hubo sorpresas, oportunidades de negocio y un vistazo general de hacia donde apunta el mercado gráfico hoy en día. Aún con algunas ausencias, podemos decir que cumplió con lo esperado. De cierta manera, podríamos decir que lo que nos espera para la próxima edición ¡solo puede ser mejor! ; )

Mauro Saucedo
Gerente Comercial

Anuncios

5 consejos para una impresión perfecta

Muchos de nuestros clientes de servicio técnico nos comentan las dificultades que encuentran a la hora de imprimir documentos digitales en sus equipos: imágenes desplazadas, colores no coincidentes, rellenos claros o con huecos, textos que se borran y muchas otras fallas que pueden ser resueltas simplemente tomando algunos recaudos antes hacer clic en el botón “Imprimir”. Veamos algunos de ellos:

1 – Elegir la mejor imagen

Para lograr una impresión de calidad, es imprescindible que el documento digital tenga la suficiente calidad para que una vez impreso en el tamaño que queremos, sea agradable a la vista.

En la siguiente imagen, podemos ver un acercamiento en el que se observa claramente la diferencia entre una imagen de baja resolución (izquierda) frente a una de resolución aceptable (derecha)

La calidad de una imagen se mide en “dpi” (del inglés dots per inch = puntos por pulgada). A mayor cantidad de dpi mejor es la calidad de la impresión, ya que las formas se representan con curvas más suaves y regulares. En cambio, cuando la resolución es baja aparece el clásico “escalonado” que suele observarse fácilmente en las lineas diagonales o curvas, lo que hace que la imagen se vea rara.

La resolución suficiente para una impresión “normal” en papel común (un folleto, una foto para un trabajo escolar, etc.) está en el orden de los 300 dpi. Ahora, si necesitamos imprimir con calidad fotográfica sobre papeles especiales, es necesario contar con imágenes de al menos 1.200 dpi para lograr una impresión de bordes suaves y precisos.

En el próximo artículo del blog, explicaremos la relación entre la resolución de una cámara digital y el tamaño máximo de impresión.

2 – Utilizar el papel adecuado

Uno de los factores que más afectan a la calidad de impresión, y al que menos atención se le suele prestar, es el papel utilizado en la impresión. Es común pensar que los papeles existentes en el mercado local son muy similares, y que la mayor diferencia se encuentra en el gramaje, con lo cual suele elegirse el papel erróneamente en base al precio y no de acuerdo al tipo de impresiones que se quieren realizar.

paper_sheets_1

Fuente: Digitalpapel-Blog

Pueden obtenerse buenos resultados sin necesidad de utilizar el papel más caro del mercado, pero es casi una regla que utilizar papeles económicos de baja calidad no solo resultará en malas impresiones sino también en un deterioro prematuro del equipo. Los papeles más económicos suelen tener una tonalidad más ocre y una terminación más áspera que de los papeles de mejor calidad; ésto se debe en gran medida a la menor cantidad de procesos involucrados en la depuración de la pasta de celulosa con el objetivo de lograr un producto de menor costo. Para disimular esta notoria diferencia de calidad, muchos fabricantes suelen agregarle aditivos (similares al talco) para blanquear y suavizar el producto final, aunque ésta medida sirve solamente para mejorar el aspecto visual, dado que al utilizar estos papeles las impresiones resultantes dejan mucho que desear y las impresoras terminan llenas de polvillo blanco en su interior.

2c2626f7c92f3e5ba0d0decce2ffd935

Papel común (centro) vs. papeles premium

¿Qué papel es el más aconsejable entonces? Pues bien, dependerá principalmente del tipo de impresión que deseamos realizar y, en segundo lugar, del presupuesto con que contamos. Para impresiones cotidianas, tanto en impresoras láser como de inyección de tinta, existen productos nacionales de gama media catalogados como “multifunción” que se adaptan a ambos tipos de tecnología con buenos resultados en cuanto a la imagen y textura sin encarecer el costo por impresión (se puede acceder a las páginas de los dos fabricantes más recomendables haciendo clic aquí y aquí). Cuando la necesidad de calidad es mayor, como por ejemplo, en la impresión de fotografías o cartas de presentación, es necesario contar con un papel específico para el tipo de impresora (láser o de inyección de tinta) y de la mayor calidad posible con acabados lisos y suaves al tacto, ya que la distribución de los pigmentos de color varía dramáticamente según la distribución del grano del papel y la cantidad de fibras que lo componen. Aquí sí es conveniente invertir un poco más a la hora de adquirir el papel, ya que la diferencia en la impresión es abismal.
Para la impresión láser color (aunque también es muy recomendable para impresiones en blanco y negro), el mejor papel que hemos probado es el Color Copy de la firma Europea Mondi. Por otro lado, para impresión por inyección de tinta hemos hecho pruebas en varios papeles importados de calidad estándar (se consiguen en casi todas las librerías que comercialicen papel) con resultados aceptables, aunque de más está decir que las mejores impresiones las hemos logrado con papeles vendidos por los mismos fabricantes de la impresora, que pueden conseguirse en algunas papeleras especializadas.

3 – Conocer el software de impresión

La tarea de imprimir es tan habitual para la mayoría de los usuarios de equipos multifunción que muchas consideraciones previas son omitidas inconscientemente, víctimas de la costumbre y la rutina que rodean tal actividad. Pero son precisamente esas consideraciones las que hacen que el trabajo obtenido sea el deseado, y a menudo los errores o fallas en las impresiones surgen de no haber seguido algunos simples pasos de configuración.

acrobat-puts-it-in-control-446x240

Como primera medida, es muy importante contar con la última versión del controlador de impresión (o driver) del equipo, ya que es quien se encarga de traducir lo que vemos en pantalla a los comandos necesarios para que la impresora pueda plasmarlo en papel. Estos controladores evolucionan constantemente para avanzar al mismo ritmo que las mejoras físicas en los equipos y a los adelantos de software que utilizan los usuarios para crear sus documentos digitales. Se pueden buscar de forma segura en las páginas oficiales del fabricante del equipo y muchas veces ofrecen utilidades que analizan si tenemos instalada la última versión.
Luego, es aconsejable probar un mismo archivo con los diferentes tipos de software con los que cuenta nuestra PC para abrirlo e imprimir, ya que no todos procesan la imagen de la misma forma antes de enviarla al controlador de impresión.
Por último, si bien requiere de mayores conocimientos técnicos para instalarlos, sería útil contar con los perfiles de impresión correspondientes a nuestro equipo y el perfil de color del monitor que estamos utilizando. De esta manera, es mucho más probable obtener en el papel una imagen más fiel a lo que vemos en pantalla.

4 – Repasar los pasos de configuración

La gran mayoría de los trabajos de impresión que pueden pasar por nuestras manos, resultarán aceptablemente impresos utilizando la configuración por defecto del controlador de impresión, o bien los ajustes básicos del equipo.

Duplex_print

Sin embargo, para garantizar una impresión fiel al documento y sin fallas, es aconsejable revisar los puntos más básicos de la configuración, por ejemplo:

  • Determinar la bandeja de origen del papel y no dejarlo en “selección automática”, para asegurarnos de imprimir desde la bandeja que deseamos.
  • Especificar el tamaño de papel para que coincida con el que estamos colocando, de manera de obtener impresiones sin cortes y centradas.
  • Activar o desactivar la opción de impresión a dos caras según sea nuestro caso; los equipos actuales vienen configurados por defecto para imprimir en ambas caras y así ahorrar papel, disminuyendo el impacto ambiental. Sin embargo, algunas veces necesitamos obtener impresiones en hojas separadas; el hecho de no desactivar esta opción resultaría en una impresión inservible, y por consiguiente en un desperdicio de papel, toner y tiempo.
  • Establecer la impresión monocromática o en colores (si está disponible) antes de enviar el archivo a imprimir.
  • Activar o desactivar el ahorro de toner (o tinta) según el propósito de nuestra impresión. Al igual que en la opción de impresión a dos caras, algunos equipos lo traen activado por defecto para reducir el consumo de toner o tinta, pero el resultado que se obtiene, si bien es legible, no es apto para entregar una presentación o un currículum.

Estos son algunos de los ajustes más comunes a tener en cuenta, habrá otros más que dependerán de las capacidades del equipo, pero la idea es la misma: ajustar la impresión a nuestra necesidad antes de enviarla a imprimir.

5 – Mantener el equipo en condiciones

Es de vital importancia mantener nuestro equipo de impresión en óptimas condiciones de ajuste y limpieza para lograr impresiones de calidad y reducir la probabilidad de atascos o roturas. Mencioné más arriba la necesidad de trabajar con papeles de calidad, que no dañen el equipo por acumulación de residuos y que no provoquen atascos innecesarios. Esto debe complementarse con el uso de insumos originales o bien alternativos de calidad comprobada, ya que ahorrar unos pesos con un cartucho de toner o tinta más económico puede desembocar en un equipo con fallas o inutilizado.

servicio-tecnico

Por último, es recomendable consultar al técnico del equipo cuál es el ciclo de mantenimiento preventivo del modelo y solicitarlo de manera regular. Con esta práctica pueden preverse fallas que aún no son notorias y corregirse, incrementando en algunos casos la vida útil de ciertas piezas vitales.

Conclusiones

Creo que podemos resumir lo visto en este artículo afirmando que lograremos mejores impresiones mientras más conozcamos nuestro equipo y trabajemos con materiales de calidad.
Por la experiencia que me dan los años de conversar con clientes y usuarios, muchas de las veces en las que han tenido problemas al imprimir ha sido a causa de saltear alguno de los pasos mencionados.
Ha pasado también que aún haciendo todo lo correcto, el equipo falla o las impresiones no resultan como lo esperado; pues bien, a pesar del cariño que les tengamos y del cuidado que les brindemos, no dejan de ser mecanismos. Y los mecanismos pueden fallar.
Por esta razón, recomendamos realizar los mantenimientos preventivos durante la temporada de baja demanda y así maximizar el rendimiento de los equipos y la satisfacción de nuestros clientes.


¡Listo! Resultó más extenso de lo que esperaba, pero siempre prefiero explicar un poco de donde surgen las afirmaciones en lugar de decir “esto es así, confíe en mí”. Espero que estos simples consejos les sean de utilidad y me despido hasta el próximo artículo.

¡Gracias!

Mauro Saucedo
Gerente Comercial

Glorioso PDF

Nada simplifica tanto las tareas de impresión por demanda como el trabajar con archivos PDF. Es el formato de archivo más difundido a la hora de publicar contenidos, ya que combina impecablemente imágenes, textos y formularios con la calidad necesaria para cada ocasión. Veamos por qué.

 

Qué es un archivo PDF

icon-pdf-file-flatshadowSegún Wikipedia, PDF (sigla del inglés Portable Document Format, o «formato de documento portátil») es un formato de almacenamiento para documentos digitales independiente de plataformas de software o hardware. Este formato es de tipo compuesto (imagen vectorial, mapa de bits y texto).
Fue inicialmente desarrollado por la empresa Adobe Systems, oficialmente lanzado como un estándar abierto el 1 de julio de 2008 y publicado por la Organización Internacional de Estandarización (ISO) como ISO 32000-1.

Por qué es tan útil

A la hora de generar un documento digital, las personas solemos echar mano al software que nos resulta más práctico, ya sea por costumbre, facilidad de uso o disponibilidad en el equipo en que estemos trabajando, aunque no siempre sea el más adecuado para el trabajo. ¿Qué quiero decir con ésto? Que si bien el resultado que podemos obtener con él se puede acercar mucho a nuestro objetivo, quizás carezca de las herramientas necesarias para poder distribuir universalmente nuestro documento, tanto en formato digital como físico. Muchas veces ocurre que el documento en el que trabajamos difiere según se vea en pantalla o en papel, incluso entre dispositivos similares como puede ocurrir entre el monitor de nuestro ordenador de mesa y del portátil.

Es ahí donde el formato PDF gana protagonismo, ya que “unifica” estilos de texto, imágenes y vectores dentro de un estándar que es compatible con la mayoría de los dispositivos de lectura o impresión.

El problema del software de oficina

Cuando uno elabora un documento digital, ya sea una planilla de cálculo, una presentación de diapositivas de ventas o una carta de presentación, pocas veces es consciente de la cantidad de variables que se combinan silenciosamente a nivel de software mientras estamos trabajando. Cada una de estas variables deja su “firma” invisible en el documento que se está creando, en forma de metadatos.

Así, por ejemplo, en nuestro flamante informe de ventas recién confeccionado luego de largas horas de trabajo, además las fechas, de los datos de los vendedores, las comisiones, los márgenes de ganancia, etc., se encuentran implícitos: el sistema operativo que utilizamos, su versión, el lenguaje de visualización, la codificación regional, el software de edición con el cual se creó el documento, su versión, la configuración de lenguaje, la unidad de medida, el perfil de colores del monitor, el perfil de la impresora instalada, etcétera, etcétera, etcétera.

Llevamos entonces en un pen drive nuestro archivo, afanosamente corregido, pulido y prolijamente organizado, imprimimos 20 copias para presentarlas en la reunión semestral de la empresa, pero… ¡Quedaron horribles! ¡Está todo desplazado y cortado! ¡Esto no es lo que yo preparé! ¿Cómo lo arreglo? ¡Tengo que presentarlo en 5 minutos!

¿Qué sucedió? Pues bien, la PC desde donde se envió la impresión tiene su propio sistema operativo, versión, lenguaje, codificación regional, etc., es decir, sus propias variables, que obviamente no coinciden con las de nuestra PC. Ni con las de nadie más!

Unificar criterios

Ok, ya tenemos un problema que no podríamos resolver sin pasar horas y horas “emparejando” sistemas hasta hacer que trabajen con las mismas variables. ¿Cómo hacemos entonces para esquivarlo? Fácil: deshaciéndonos de las variables.

Como mencioné más arriba, el formato de archivo PDF unifica objetos vectoriales (formas, recuadros, flechas, etc.), imágenes de mapa de bits y textos en un lenguaje propio, universal e independiente del dispositivo donde se visualice o imprima. Esto significa que cuando uno convierte su documento digital creado con cualquier software a un formato PDF, lo está haciendo universal.

¿Cómo lo hago?

Para poder crear un documento PDF existen tres posibilidades:

  • Editores PDF: Adobe Acrobat DC™ es el editor oficial del inventor del formato de archivos PDF. Cuenta con herramientas que le permiten al usuario insertar textos, imágenes, formularios y muchos otros objetos para lograr un resultado de calidad insuperable. Es un software pago que cuenta con versiones de prueba para poder explorarlo y ver si se adapta a nuestras necesidades. Darle su máximo uso requiere también de cierto conocimiento de herramientas gráficas, pero para el uso normal es bastante intuitivo.
    Existen además otros editores de terceros que cumplen aceptablemente bien su función y son gratuitos o con licencias muy económicas (Foxit Reader, Sumatra PDF y PDF-XChange Editor son tres de los más relevantes).
  • “Guardar como”: Dependiendo de la configuración de nuestro equipo y del software que se haya instalado en él (editores, drivers de impresoras, plug-ins, etc.), es posible que dentro del menú “Archivo” de nuestro software favorito, exista en la opción “Guardar como…” la posibilidad de elegir el formato PDF. De esta manera, podemos trabajar como lo haríamos en cualquier momento, y a la hora de guardar el documento, el propio software se encargará de realizar las conversiones necesarias para crear nuestro archivo PDF.
  • Software online: Existen varios sitios web que permiten “subir” nuestro archivo fuente (creado con cualquier software de edición) y convertirlo al formato PDF para luego descargarlo en nuestra PC ya convertido y poder compartirlo o imprimirlo en otros dispositivos sin problemas de compatibilidad (pdfconvert, online2pdf y topdf son algunos de los sitos más utilizados para este fin).

PDF y el diseño gráfico

La incompatibilidad entre dispositivos a la hora de distribuir documentos digitales no es exclusiva del software de oficina. Muchos de nuestros clientes del Centro de Copiado conocen los problemas que existen a la hora de imprimir sus diseños cuando los traen en su formato nativo: tipografías que son reemplazadas, grosores de línea que resultan incorrectos, sombras que se muestran como bloques, colores que no coinciden, etc.  Por esa razón, fueron los primeros en adoptar el formato PDF como estándar de intercambio, ya que toma una especie de “instantánea” de su trabajo y es lo que verán en otras pantallas o lo que quedará impreso en el papel.

Conclusiones

El formato PDF resuelve efectivamente nuestros problemas de difusión de documentos, tanto en papel como forma digital. Es simple de lograr, el hecho de comprimir los datos resulta en archivos más pequeños y manejables, respeta nuestro diseño y es compatible con la totalidad de los dispositivos actuales. Sin dudas, nuestro glorioso aliado.

Mauro Saucedo
Gerente Comercial

Mitos y verdades del papel húmedo

Los usuarios de impresoras láser estamos más o menos familiarizados con los problemas de la humedad ambiente a la hora de imprimir. No son pocas las veces que escuchamos “¿Se atascó el papel? Seguro tenés el papel húmedo…“, lo cual lejos de resolver nuestro problema nos deja con la duda de si será cierto o si la impresora tiene algún problema. Veamos los casos:


Humedad vs. Impresora. Round 1

Nuestra impresora láser (o equipo multifunción láser), sin importar la marca o el modelo, funciona en base a un principio electrostático denominado xerografía, que a grandes rasgos, permite transferir partículas de resina coloreadas (toner) al papel en base a impulsos eléctricos controlados de manera tal que en su conjunto reproduzcan fielmente nuestra imagen original. Hasta ahí, todo bien.

¿Qué papel juega entonces la humedad en este proceso? Casi el del villano.

La electrostática trata del equilibrio de las cargas eléctricas entre dos cuerpos y las fuerzas que lo mantienen; el agua, como todos saben, es un medio conductor de la electricidad y por lo tanto, afecta de manera directa este equilibrio. Nuestra impresora láser basa su buen funcionamiento dentro de ciertos valores de humedad ambiente, que se reflejan inmediatamente en el papel que vamos a utilizar para imprimir. Si el valor es muy bajo, el papel estará seco por demás y no permitirá la correcta circulación eléctrica del proceso, bajando la calidad de impresión y generando acumulación de cargas dentro del equipo (ese malvado chispazo que sentimos a veces al tocar las tapas plásticas). Si en cambio, el valor es muy alto, las cargas no se distribuirán correctamente, generando áreas más claras (incluso llegando a imprimir casi en blanco) o más oscuras en la imagen impresa.

Vencedor: la humedad!


Humedad vs. Impresora. Round 2

Ok, ya tenemos un problema eléctrico ¿qué más puede fallar? La mecánica.

El papel está compuesto por un conglomerado de fibras de origen vegetal, que a pesar de no ser fácilmente visible, tienen una cierta orientación o tramado; esta orientación no está predeterminada y responde muchas veces a la conveniencia de corte del fabricante. Ya sea longitudinal o transversal, no debería ser un gran problema… salvo que el papel se encuentre húmedo.

La fijación final del toner en la hoja se realiza mediante el calor y la presión de dos rodillos enfrentados; éstos hacen que las partículas de resina se adhieran firmemente a las fibras del papel, completando el proceso de impresión. Lamentablemente, existe un efecto secundario: el calor aplicado para fundir el toner contrae las fibras del papel. Si la humedad relativa de la hoja está dentro de los parámetros normales, esta contracción será poco perceptible, pero si el papel está húmedo… obtendremos un hermoso papiro.

Vencedor: la humedad!


Humedad vs. Impresora. Round 3 (y final)

Lo bueno es que ya nada puede ir peor. Los días húmedos, además de conflictos en el peinado, tendremos impresiones horribles que seguramente quedarán atascadas dentro del equipo y pondrán a prueba nuestra paciencia y muy probablemente, la integridad física de la impresora.

¡A no desesperarse! Al menos para el problema del papel hay solución (el conflicto capilar quedará para más adelante). No podemos hacer nada con la forma en que se fabrica el papel ni cómo se lo fracciona, y menos aún con el funcionamiento del equipo. Entonces ¡mantengamos seco el papel!

El envase

Es importante mantener el papel lo más protegido posible de la humedad ambiente. El envoltorio de la resma tiene una capa exterior aislante que lo protege hasta ser puesto en uso; ante una mejor alternativa, conviene dejar el papel dentro del paquete original, sacando solamente lo que se va a utilizar y cerrándolo inmediatamente. No es magia, pero ayuda bastante. Definitivamente no es una opción dejar el papel suelto arriba de una mesa o una repisa hasta necesitar usarlo.

Qué no hacer

¡Por favor! No coloquen la pila de papel sobre la estufa o la sequen con una pistola de calor, ES PAPEL y por si hace falta aclararlo, es inflamable.
Tampoco son recomendables las modificaciones de muebles colocándoles lámparas incandescentes, ni en cajas de madera o cartón con el mismo sistema; el riesgo de incendio es grande.

Dónde guardarlo

La solución por excelencia: la mesa calefactora. Simple y útil: una mesa con ruedas diseñada para soportar nuestro equipo y con espacios adecuados para almacenar el papel, donde un pequeño calefactor eléctrico de muy bajo consumo (menor a 20W) y con todas las medidas de seguridad necesarias se encarga de evaporar la humedad sobrante del papel, dejándolo listo para usar sin problemas.

Vencedor: EL USUARIO!


El mito

¿Se atascó el papel? Seguro tenés el papel húmedo…

No hay porqué apresurar conclusiones. Muchas veces un equipo se atasca aún con papel seco recién sacado de la mesa calefactora… ¿Y entonces? Hay varias razones para que esto suceda, mayormente mecánicas. Veamos algunas:

Configuración del papel

Parece una tontería, pero si no le informamos correctamente al equipo con que papel está trabajando, puede provocarse un atasco lógico, ya que la diferencia entre el tamaño informado y el esperado puede ser interpretada por el equipo como un sobrante o una falta de papel.

Rodillos gastados

Sin importar la marca o el modelo de nuestra impresora, el sistema de alimentación de papel estará compuesto por un rodillo de goma y un elemento de separación, generalmente de goma o corcho. Estas piezas tienen una vida útil, tanto por uso como por tiempo, y por lo tanto, su desgaste puede ser una fuente de atascos.

Problemas de transmisión mecánica

Finalmente, dependiendo del tiempo de uso y de la calidad de nuestro equipo, pueden aparecer deficiencias en el sistema de transporte del papel a lo largo del recorrido, debido a engranajes gastados, bujes deteriorados o falta de lubricación de los mecanismos, todas fuentes de posibles atascos.

Solución

Luego de asegurarnos de configurar correctamente nuestro equipo antes de comenzar a imprimir, lo más recomendable para solucionar el problema de los atascos frecuentes, es realizarle un mantenimiento periódico por parte de un servicio técnico calificado, quien podrá evaluar el estado general de funcionamiento y recomendarnos las acciones a seguir para mejorarlo.


Conclusiones

El papel húmedo provoca atascos y problemas de impresión en los equipos láser. Es posible evitarlo manteniendo el papel en condiciones, pero también puede suceder que nuestro equipo tenga el papel mal configurado o problemas mecánicos que generen atascos. Conocer el equipo y la forma correcta de utilizarlo nos evitará muchísimos dolores de cabeza.

Les debo cómo resolver los problemas del peinado y la humedad. Hasta la próxima!

 

Mauro Saucedo
Gerente Comercial 

Bienvenidos a nuestro Blog

Creamos este espacio para reforzar el feedback con nuestros clientes. Creemos en la importancia de la comunicación y esperamos que lo encuentren como una vía útil para contarnos la experiencia de su visita.

Iremos compartiendo diferentes noticias, acontecimientos, ideas útiles y todo lo que podamos para generar un espacio de crecimiento.

Muchas gracias por elegirnos.

Mauro Saucedo
Gerente Comercial